El despertador fugitivo

clocky_alt1.gif

¿Te cuesta un mundo levantarte de la cama? ¿Necesitas un empujoncito moral? ¿Crees que tu despertador es un coñazo? ¡Ningún problema! Acaba de llegar el reloj-despertador hiper-activo. El producto cumple su misión, nos despierta con una alarma programada y, además de ello, hace que la estirada de nuestro brazo para “pegarle” sea inválida, porque saldrá corriendo.

Clocky Runaway Alarm Clock cuesta 27 euros y asegura hacernos la vida mucho más entretenida. ¿Por qué no te atreves a probarlo? Lo llaman el despertador fugitivo, debido a sus características, ya que dará sacudidas hacia adelante y hacia atrás, y después se marchará en direcciones arbitrarias durante 30 segundos. Se aconseja que no se ponga el gadget en superficies más altas que 3 pies, ya que el golpe puede ser mortal. Tampoco es conveniente utilizar superficies gruesas. Requiere pilas de tipo AAA y tiene un tamaño de 13.5 x 9 x 9cm.

Más en I want one of those.

Escrito por | 1 de diciembre de 2007 con 2 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Curiosidades y Entretenimiento y Gadgets y General y Sonido

Artículos relacionados

  • Un reloj despertador para los que odian despertarse

    Una de las cosas que más odio es levantarme por las mañanas. No importa a la hora en que me acueste, las primeras horas de sol me encuentran...

  • Reloj despertador con aromas

    He visto gran variedad de relojes despertador que hacen lo imposible para que, quienes tienen problemas para levantarse temprano, lo hagan de...

  • Philips presenta su reloj despertador AJL305

    Sé que despertarse por las mañanas es para muchos la tarea más difícil del día. es por ello que Philips ha producrado, al menos, hacerla...

  • Snow Angel, reloj despertador con MP3

    Si ya no quieres despertarte con las molestas alarmas que suelen traer los relojes despertadores, entonces Snow Angel puede llegar a ser una...

  • Despertador Rubik

    Debo confesarlo... jamás logré armarlo. Lo sé, mi falta de paciencia me juega malas pasadas y, con el Cubo Rubik, ha quedado...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta